martes, 2 de noviembre de 2010

APORTES PARA LA HISTORIA DE LA LOCALIDAD DE MAQUINISTA SAVIO.

PARTE III.- Don Pedro Nieto (h) "El Sarmiento de Savio" - El colectivo - La ruta 26 - El destacamento policial - La Iglesia - El camino a Matheu - La barrera de Beletti - La pulpería.-

 

Anexo documental: Rúbricas y firmas legibles de los petitorios enviados por los vecinos a las autoridades ferroviarias y al Ministerio de Transportes en los años 1954-1957, solicitando la creación de un Apeadero en el Kilómetro 48 - Publicación Diario El Hornero "Nace un pueblo Km 48" - Las primeras ventas de terrenos en el Km 48 -


DON PEDRO NIETO (h) "EL SARMIENTO DE SAVIO" (Reportaje efectuado el 9 de agosto de 1986).

 

Sin duda uno de los mitos vivientes de la localidad de Maquinista Savio es don Pedro Nieto (h), nacido el 2 de septiembre de 1926 en el Km. 48, perteneciente en ese entonces a Garín, partido del Pilar. Fue bautizado en Belén de Escobar por ser la parroquia Natividad del Señor la más cercana en esos tiempos. Su padre don Pedro Nieto, natural de Zamora, España, llegó a nuestro país en 1911 con sus hermanos Justo y Alonso Nieto, afincándose en el pueblo de Hunter, partido de Rojas, de la provincia de Buenos Aires. Años más tarde buscando nuevos horizontes se radican en cercanías de la cañada de Escobar, época cuando Savio era un inmenso desierto de tierras utilizadas para siembra y pastoreo de animales.
 

D. Pedro Nieto contrajo matrimonio en 1925 con doña María Salomé Martín, también de nacionalidad española, en la iglesia de la Inmaculada Concepción del barrio porteño de Belgrano, naciendo de esta unión Pedro, nuestro entrevistado, y sus hermanas Angela María, Brígida, Dora Francisca y Laura, la menor que falleció a los pocos días de vida. 

 

Aprovechando las ventajas y el precio accesible del momento, los hermanos Pedro y Alonso Nieto adquieren varias fracciones de tierra donde vuelcan su experiencia en las actividades rurales y se dedican a la explotación de tambos. Con mucha fe e ilusión invierten esperanza en esos campos imaginando desde temprano, como un anhelo, un rápido progreso de la zona, tan olvidada y estancada. Don Osvaldo Cigliutti en una nota periodística publicada en el desaparecido periódico "El Hornero" de Garín, recuerda a estos gallegos y cuenta lo enfervorizados que estaban cuando se construyó la ruta 26: "recorrían el pueblo con una volanta locos de contento gritando esto será una gran avenida, esto será una gran ciudad", nunca podré olvidarme de su entusiasmo y la fe que contagiaban, era un pronóstico, una intuición, no estaban equivocados.

 

Como una forma de rendir homenaje a estos precursores decidimos entrevistar a don Pedro Nieto (h), continuador de la obra de sus mayores; para ello nos trasladamos a su vivienda ubicada en el barrio General Güemes, contigua a la parroquia de la Inmaculada Concepción. Allí fuimos recibidos por don Pedro "El Cholo", como le dicen cariñosamente sus amigos, y su esposa doña Amalia Dolores Gómez Corsiglia.

 

El estar en ese lugar nos hizo retroceder al pasado, los viejos ombúes, el tambo con sus animales y el paisaje nos hablaban de ese ayer cuando don Hilarión Beliera mandó construir la casa en el año 1850, que era una de las pocas edificaciones estables y era tomada como referencia por los pilotos agrimensores cuando realizaban las mediciones de las tierras de su contorno, dejando constancia en sus apuntes y luego en las mensuras "azotea de Don Hilarión", por tener una terraza muy llamativa cubierta con cerámicas rojas de procedencia francesa.

 

Ya en el interior del caserón de la antigua chacra notamos muy pocas innovaciones en su estructura edilicia, aun perduran sus puertas interiores y ventanas con sus rejas coloniales, la galería adornada con antigüedades, pertenencias ancestrales, fotografías, bellas pinturas, plantas y flores. Realmente un verdadero deleite para los ojos y recreación de la mente. Nos atrevemos a decir que este solar es uno de los más añosos que subsiste en la zona y que el tiempo no pudo borrar gracias a quienes supieron conservarlo y tuvieron el mérito de habitarlo.


 

Con su bondad y sinceridad que siempre lo ha caracterizado, don Pedro permitió rescatar de su memoria vivencias del pretérito de Maquinista Savio, en el cual fue parte activa de su progreso. Gestor de incontables peticiones, no importaba cual y los obstáculos, sólo lo animaba un objetivo, cumplir el sueño de fomentar un nuevo pueblo, por ello lo elegimos y para no desaprovechar palabras de su evocación encendimos el grabador para luego, como hoy lo hacemos público, reproducir textualmente su relato.

 

"La escuela…, fue Pepe [Juan Pablo Beliera], mi cuñado, esposo de mi hermana Angela María quien creó la comisión Pro Escuela en el año 1956, poco antes de la revolución del general Valle. Se apareció una noche con una barra de vecinos, todos estaban intrigados y no sabían de que se trataba, nos llevó a la casa de Mario Gómez que era el encargado de la estancia Santo Domingo, propiedad de don Benjamín Anchorena [hoy Solares del Norte] y se armó una reunión, ahí fue donde por primera vez se habló de la imperiosa necesidad de contar con una escuelita. Luego de intercambiar ideas y opiniones entre los presentes se resolvió constituir una comisión provisoria; Beliera fue designado presidente, Baloy Zalazar vicepresidente, Mario Gómez tesorero, y a mi me pusieron de secretario. Días después Pepe Beliera se puso en contacto con los rematadores Peña y Pavlovski, quienes habían comprado las tierras de la sucesión de Honorio Beliera, y le prometen en préstamo un galpón para fundar el colegio [donde años atrás existía un taller de chapa y pintura]. Pepe estaba empecinado en hacer la escuela ahí pero después le niegan el permiso sin darle explicaciones; quizás el motivo era la expansión de pobladores que traería la instalación de una escuela. Aunque esto parezca raro había gente con esta mentalidad, no querían que esto se hiciera pueblo, decían que se iba a llenar de ranchos y no faltó quien dijera que de producirse una masiva radicación de nuevos habitantes con viviendas precarias, afearía sus propiedades. En esto estaban algunos del barrio Alta Vista, que soñaban con tener sus residencias en un paraíso y presentían que si llegaba a parar el tren en el Kilómetro 48 perderían la exclusividad del imperio que habían creado con sus lujosas casas quintas.

 

"Beliera, por medio de la inspectora del Consejo Escolar del Pilar, había solicitado al ferrocarril que los trenes se detuvieran en el cruce de la ruta para poder trasladar a los maestros. A todo esto, Ignacio Zabala, a quien le debemos la idea de fundar una escuela, con mis hermanas Dora y Angela enseñaban en mi casa a un joven que trabajaba con nosotros y que tenía 16 hermanos más. Cuando se enteró de nuestra iniciativa me dijo: "busca una pieza que yo traigo la maestra". Pasó un tiempo y un día en la feria me encontré con don Pío Cippitelli, quien vivía en el barrio Santa Teresa y tenía su casa debajo de una gran arboleda de eucaliptos. Cuando le comente la propuesta de Zabala de inmediato me respondió que si queríamos él estaba dispuesto a ceder una casilla de chapas que estaba instalada en el campo de su propiedad, ofrecimiento que aceptamos y en el mismo sitio donde estaba colocada la preparamos para comenzar a dar clases en ella, lo único que tuvimos que hacer fueron los baños y el mástil.

 

"Ya teníamos el colegio y Pepe seguía haciendo gestiones en Garín para que vinieran los maestros, la directora de ese pueblo lo apoyaba enviando notas al ferrocarril para que los trenes pararan en el Km. 48 y permitiera a las docentes venir a cumplir con sus obligaciones y regresar a sus domicilios. Un buen día designaron dos maestras y pudimos inaugurar la escuela Nº 24 en la casilla que había facilitado Cippitelli. El problema seguía siendo el traslado de las señoritas, las cuales por sus medios llegaban hasta Garín y desde allí, todos los días de clases, al no contar con transporte se las esperaba y traía en un sulki. Para este trajín nos turnábamos entre los vecinos y a veces le pagábamos a un peón, no importa si llovía o hacía frío había que ir a buscarlas y después llevarlas, ellas vivían en la capital, venían desde el barrio de Belgrano, sus nombramientos eran recientes y eran nuevitas en la profesión.

 

Las clases comenzaban a las 11:20 y concluían a las 16:15, se comenzó con 47 alumnos y al cabo de dos años que duró la escuela en el campo de Cippittelli, acudían 56 estudiantes. El ferrocarril seguía negando cumplir con el servicio solicitado, un tal Toranzo, Superintendente de la empresa, nos mandó una nota donde reconocía los inconvenientes que tenían los maestros para viajar hasta aquí, pero como excusa mencionaba la imposibilidad por motivos operativos. Cippitelli, que tenía cierta amistad con el jefe de Tráfico del Mitre, lo fue a ver con la carta donde el Ministerio de Educación le agradecía haber prestado la vivienda para habilitar la escuela y es cuando de dicho funcionario, o de su gestión, sale una contraorden y se concede la autorización para que pare el tren; la formación se detenía solamente un minuto en el Km. 48 para que bajaran las maestras y no podía subir nadie que no fuera este personal. Cuando finalizaba el periodo escolar teníamos la obligación de comunicarles por nota y no paraban, así se mantuvieron por casi tres años hasta que formamos la comisión Pro Apeadero y se permitió que ascendieran otros pasajeros.

 

Al poco tiempo de haberse creado la Comisión Cooperadora, D. Juan Pablo Beliera renuncia al cargo de presidente para asumir como concejal por el partido de Escobar, formando parte de la bancada de la Unión Cívica Radical del Pueblo en la intendencia de don Antonio Lambertuchi. La política lo apasionaba, era un incansable luchador de muy buenas ideas y el logro de la escuela fue un mérito de él. En su lugar designamos a don Juan Humberto Ismael Beliera, quien aceptó y en una reunión donde participó su hermano Pepe y don Pablo Ezequiel Beliera, este último ofrece en donación una hectárea de su campo para construir el colegio. Otra cesión había surgido de mi prima doña Antonia Nieto de Zalazar, ella quería hacerla en un terreno de su propiedad, pero el Ministerio de Educación aceptó el anterior, lo cual provocó enojos y disputas pasajeras sobre el lugar donde se haría la escuela. En el pleito intervino don Pío Cippitelli, quien en una reunión levanto la voz y dijo: "Nosotros hicimos la ruta con Zalazar, Picasso, Bonomi y otros, no ganamos nada con que la escuela se haga acá o allá, una mano ayuda a la otra y de esa forma hacemos el pueblo" y seguía repitiendo: "Una mano lava a la otra y con la dos la cara, ellos hacen la escuela y entre todos hacemos el pueblo". Cuan sabias serían estas palabras que surgían de su enfado.

 

Se contaba con el sitio, Humberto Beliera tenía la promesa del diputado escobarense Edilfredo Ameghino de conseguirle unas casillas de madera. Para gestionar la entrega nos trasladamos a La Plata, siendo recibidos por el secretario del Ministerio de Educación D. Juan Martín Ametrano, quien se comprometió de enviar a la brevedad las prefabricadas. Antes de Semana Santa llegaron las maderas y fueron descargadas en el terreno, el cual pese a estar alambrado no ofrecía seguridad y ante el temor de que alguien las hurtara, le dimos 5.000 $ de los fondos de la Cooperadora a mi cuñado Baloy Zalazar para que se quedara a cuidarlas. A los días llegaron los obreros, armaron las casillas y una vez listas se inauguró la escuela con 80 alumnos, 4 maestras y la directora Martha Di Paola.

 

La escuelita pasó a ser la piedra fundamental del pueblo, por ella se pavimentó la ruta que era un mejorado, se hizo la parada ferroviaria, se trajo la luz eléctrica, se instaló la comisaría y otros beneficios que ahora no me vienen a la memoria. Hasta el año 1967 siguió como presidente Humberto Beliera, luego, al renunciar, pasé a ocupar su lugar y se comenzó a edificar el colegio con el constructor don Carmelo Guerra, quien vivía en Maschwitz y tenía tierras en el Km. 48. Por tres periodos fui presidente y con el anexo de la Escuela Técnica aprobada y funcionando me retire por pedido de la directora; ella quería que Guerra estuviera al frente de la Cooperadora para estimularlo a terminar la obra.

 

Como recuerdo muestra orgulloso un diploma "Pro Patria" otorgado por la Marina en reconocimiento a su gestión y aclara: "también colaboré en la apertura de otras cinco escuelas; la de Lambaré, la Nº 3, la 26 del Pilar que se inició con dos maestras de nuestro colegio, la 19 del Cri Cri en el barrio La Madrugada, en algunos de estos establecimientos fui integrante de la Cooperadora y en otros presidente honorario.

 

En una oportunidad fui invitado a una ceremonia donde estaba el gobernador de la provincia de Buenos Aires; pasé toda la velada conversando con el Ministro de Educación y lo interiorice de las necesidades de las escuelas de la zona. Después de entregarme su tarjeta personal y prometerme una audiencia con los integrantes de las Cooperadoras de la zona, antes de que se retirara le pedí a este funcionario me presentara al doctor Oscar Alende para saludarlo, a lo cual accedió y al comparecer ante el gobernador el Ministro me señaló y le dijo "le presento al señor Sarmiento" y esbozando una sonrisa me tendió su mano.

Dejamos por un momento la escuela y tratamos de refrescar la memoria de don Pedro Nieto en otros aspectos del ayer de Maquinista Savio.

 

EL COLECTIVO.

 

El iniciador para que pasara una línea de transporte de pasajeros por la ruta fue Roberto Bonomi, corría el año 1946 y para darle argumento al pedido debía presentar un petitorio de los pobladores. Yo tenía unos 19 años de edad y me acuerdo que con un caballo tuerto recorrí todos los campos juntando las firmas. Al final no hicieron falta, Bonomí optó por pagar la concesión y de inmediato comenzaron a circular los micros, de la empresa Independencia, el 175, luego 203, los cuales hacían tres recorridos diarios desde el canal de San Fernando hasta Pilar y pasaban por el Km. 48, no eran tan eficaces pero aliviaban la situación.


                                            Colectivo 175 "Independencia"


LA RUTA 26.

 

Este acceso se denominaba 2014, se hizo por el año 1942 mediante la colaboración popular, su trayecto unió las rutas 8 y 9, costó un sacrificio enorme. Era un mejorado de asfalto muy lindo que cubrió el antiguo camino viejo. El paso de los camiones lo fue deteriorando, aparecieron los baches y nadie la reparaba. Durante la presidencia del doctor Arturo Frondizi, gracias a las gestiones realizadas por los vecinos que integraban la Cooperadora de la Escuela 24 y la Comisión Pro Apeadero se realizó el pavimento actual. En principio estaba proyectado efectuarlo con un ancho de siete metros pero al final decidieron hacerla de 5 metros. La construcción se hizo por licitación y fue adjudicada a la misma empresa que había hecho el camino de acceso a Presidente Derqui, cuyo director era el ingeniero Ortale. El costo total de la obra alcanzó la suma de $ 47.000.000 de la época.


                                               Ruta 2014 (hoy Ruta 26)


EL DESTACAMENTO POLICIAL.

 

Es otro caso típico del nacimiento de las instituciones de Savio. Se logró por gestión de la Comisión Cooperadora Policial formada por el año 1965. Los componentes eran los mismos que en forma paralela representaban el mandato de los pobladores en las gestiones y administración de la Escuela y la Parada ferroviaria. El presidente era Humberto Beliera y lo secundaban Carmelo Guerra, Luis Zanardi y Brunetti, yo era el secretario y los asesores eran el Dr. Adolfo Luis Picasso, Arana, el Ing. David Levín y Francisco Quinteiros. El motivo que nos llevó a crear un destacamento obedecía a la ola de asaltos de que eran víctimas los vecinos y los chóferes de la línea de colectivos Nº 7 de General Sarmiento, empresa ésta que ante la falta de seguridad había suspendido los servicios. Brunetti tenía un sobrino que en esos momentos era Subjefe de la Policía, recurrió a él y le pidió que designara al cabo Montes, un vecino del Km. 48 que prestaba servicios en la Comisaría de Munro. El destacamento fue situado frente a la Parada ferroviaria en un local de la Sociedad Km. 48, lugar donde después se instalaría en Centro Médico Savio, finalmente se construyo el edificio propio que ocupa en la actualidad en un terreno fiscal reservado para ese fin y el correo.

 

LA IGLESIA.

 

Teníamos designado hasta el nombre "Santa María Reina". En un principio se propuso construirla en una reserva fiscal situada entre la Parada ferroviaria y la Escuela, donde también se tenía pensado hacer el Correo y la Comisaría, todo del lado de Escobar. La capilla actual fue emplazada en la división de los partidos de Escobar y Pilar, de la vereda de esta última localidad. Todo comenzó en el año 1958, estábamos reunidos los vecinos en la casa del ingeniero Levín tratando el asunto de la escuela y Oscar Beliera no tuvo mejor ocurrencia en decirme delante de todos los presentes: "decile a tu mamá que tiene que donar para la capilla, mi viejo donó el terreno para la escuela y a vos te toca la iglesia" y sólo atine a contestarle "y bueno como no".

 

Estábamos en el año 1980, un día vino a verme el Padre Perna de Garín y me pidió una parcela de tierra de 10 por 40 metros para construir el templo. Tenía urgencia en hacerlo para enseñar el catecismo y dar misa pues en la escuela no le daba más permiso. Comprendí su situación y asumiendo la promesa que le había dado en su oportunidad le ofrecí un terreno de 40 por 50 metros para que no me pidiera más. Así obraba el viejo Pablo Ezequiel Beliera, quien en esos momentos me vino a la memoria y de quien aprendí mucho en esta vida. Pese a que el ofrecimiento duplicaba la aspiración del párroco, había algo que no lo conformaba. Después pude enterarme de que no quería hacer la iglesia en este lugar, la intención era que yo vendiera el lote y le entregara el dinero para edificarla en otro lado.

 

Al tomar conocimiento de la pretensión del cura me encapriché y le dije "si quiere hacerla en el terreno que le doy ya tiene mi autorización y si no compre uno donde más le agrade y construya la iglesia donde usted quiera". A los días volvió con el obispo, nadie me aviso, observó el lugar y propuso se aceptara la donación. Luego me dijeron que en el sitio que había elegido para levantar el templo les habían pedido 3.000 $ y no disponían de esa suma.


Pero aún desconfiaba por lo que había pasado, entonces para asegurarme designé al doctor Picasso para que hiciera la escritura de traslación del dominio y en una de las cláusulas de la cesión pusimos que si no hacían la iglesia en un plazo de cinco años la donación quedaba sin efecto. Respecto al inconveniente que se presentaba sobre la jurisdicción que competía a su ubicación, el Padre Perna al consultarlo fue terminante: "eso de la división de lotes que acá Pilar y allá Escobar me tiene sin cuidado, aquí mando yo y tengo autoridad hasta Del Viso y Los Ñandúes". En 1981 se terminó de edificar la capilla "Inmaculada Concepción" con el aporte de donaciones locales y una suma de dinero muy importante que llegó desde Alemanía, gestionada por el Padre Florencio de Del Viso.




EL CAMINO A MATHEU.

 

La necesidad de contar con un camino de tierra que nos acercara a Matheu o Escobar había sido previsto como prioridad en el año 1930 y D. Ignacio Zabala era quien estaba atrás de su logro. El legislador Pipo Asborno siguió con la gestión para su concreción pero al fallecer en un accidente de tránsito el trámite quedó interrumpido, todavía se pueden ver los palos colocados al costado del terraplén de las vías. El proyecto siempre fue una promesa y un objetivo primordial de los candidatos municipales, sería muy importante que se llevara a cabo pues traería mucho progreso para Savio y se vería hermanada por un lazo más comunicativo con las localidades vecinas.


LA BARRERA DE BELETTI.

 

En la historia de nuestro pueblo encontraremos la adjudicación de este nombre al antiguo Kilómetro 48. Algunos de los viejos pobladores tomaban como referencia este lugar por el apellido del guardabarrera que cumplía servicio en el paso a nivel de la ahora ruta 26. Beletti vivía en una casilla cuya edificación perdura al costado de las vías y los lugareños lo habían bautizado con el apodo "el viejo de los perros", por la cantidad de canes que siempre lo acompañaban en sus desplazamientos.


LA PULPERIA.

 

Era de don Honorio Beliera y no era un almacén de campo como algunos solían llamarla. Ahí se paraba a tomar un trago y a comer. Por esos tiempos los Beliera eran dueños de la totalidad de las tierras donde se formó el pueblo de Savio y a diario recorrían a caballo los campos observando a los animales y controlando las alambradas. Era costumbre que a diario se reunieran en la pulpería, los que más la frecuentaban eran el viejo Pablo Beliera, Justo Beliera, mi tío Alonso Nieto y Alejandro Burgueño, este último era uno de los más antiguos de la zona.

 

La pulpería estaba ubicada en el camino viejo, los parroquianos pasaban horas conversando, bebiendo y jugando a las cartas, estaban tan entretenidos que sin darse cuenta se pasaban al otro día y los fines de semana la hacían completa. En esa época con diez pesos en el bolsillo te divertías hasta cansarte, además siempre estaba el solidario que acostumbraba pagar la consumición. La gente era muy derecha y respetuosa, no había delincuentes y si aparecía uno pobre de él, lo expulsaban de la zona para que no volviera jamás. La palabra era sagrada, no se hacían promesas y era normal que entre los paisanos se prestaran los caballos, las rastras y otros enseres personales.

 

Pulpería o almacén, algo en común las identifico por igual en el transcurso del tiempo. Era obligado descanso de los conductores de chatas de carga, carretas que trasportaban ladrillos, carros lecheros, carteros a caballo o los desocupados de costumbre. Curiosamente se las instalaba siempre en una esquina. Una reja de hierro semeja a un jaulón colocada sobre el mostrador, separaba al pulpero de los clientes, también había allí un palenque al costado de la vereda para que los parroquianos sujetaran sus caballos.

 

En los pueblos vecinos las había más avanzadas, eran "almacenes de ramos generales" donde todo se vendía, muchas veces al fiado, previamente anotada la compra en las grasosas libretas. Ha principios del siglo XX eran muy pocas las viviendas en el inmenso desierto de campos donde estaban los tambos de Beliera, Nieto, Guerrini, Cufré y otros. Cada familia producía casi todo lo que consumía, verduras, frutas, gallinas, huevos, y por supuesto los alimentos caseros.


La pulpería "El Sol" fue el primer negocio que tuvo la zona, conocido por los pasajeros circunstanciales y punto de referencia para reconocer el paraje. Es así que el ejército cuando efectuaba maniobras o desplazaba partidas de soldados con sus caballadas, lo hacía por el camino viejo, hoy ruta 26, orientados por las banderitas dibujadas en las cartas topográficas, siendo una de estas señales el "Almacén de Morales".

 

Ubicada en la intersección de la ruta 26 y la calle Pedro Nieto, lugar donde aún perduran vestigios de su construcción. Quien la mando edificar fue Pedro Pablo Beliera, antiguo propietario de una extensión de campo en ese lugar, por una razón afectiva que tenía con Ciriaco Morales. Este poseía un despacho de bebidas en tierras de los Torres, luego propiedad de Bonomí, hoy jurisdicción del Pilar. Morales había sido desalojado de ese lugar, por ello el nuevo espacio que le ofrecían para continuar su actividad en la atención de un boliche, del cual tenía sobrada experiencia y buen trato con los clientes, no fue desaprovechada.

 

Cuando falleció Da. María de la Cruz Maderna, esposa de Pedro Pablo Beliera, parte de las tierras con la pulpería incluida, pasó por herencia materna a su hijo Félix Honorio Beliera. Por el año 1920 se produce el deceso de Morales y por un corto tiempo la pulpería es atendida por Rafael Portillo, marido de Da. Nieves Maderna.

 

El boliche tenía su frente a la ruta y la parte de atrás daba con dos piezas de material y otra tipo rancho. Esta vivienda fue utilizada posteriormente por Juan Bussio y su mujer Da. Leona Aguirre, dejando de funcionar momentáneamente la pulpería. Entre los años 1925 y 1940 el lugar quedó deshabitado, luego fue ocupado por Esteban Castro, un labrador que poseía dos o tres caballos que utilizaba para arrastrar el arado, tarea que realizaba como "Changa" desde el alba hasta el atardecer. Por las noches acudía a pernoctar a esta vivienda, hasta que un día sólo y enfermo dejó de existir.


 

Otros de los moradores de este sitio fue Felipe Hernández, esposo de María Beliera, quienes abonaban seis pesos por el alquiler de la casa y una hectárea de campo, donde criaban algunos animales. En 1943 se fueron a vivir a Garín y quedó habitando el lugar una hija, Da. Hilda Paulina Hernández y su cónyuge Horacio José Russo, quienes habilitaron una almacén de campo con despacho de bebidas, se vendían productos alimenticios y otros de primera necesidad para los parroquianos, yerba, tabaco, alpargatas etc. Este comercio perduró hasta aprox. 1963, año cuando el matrimonio Russo decide trasladarse a la parcela opuesta de la ruta, donde habían adquirido un terreno y construido un local, instalando una despensa con el nombre "La Frontera" por encontrarse situada en el linde del partido de Escobar con el de Pilar.                                                               

                                                                           

                                            Pulpería "El Sol" de Morales

 

Se han cerrado las puertas

de aquel viejo bodegón

y al apagarse "el sol"

que alumbraba tantos sueños

creados en cada mesa

en cada copa servida

en un naipe jugado

y en alguna carrera cuadrera.

 

No se fue con el tramway,

con los carros cadeneros

y el viejo Chatero,

que no engrasaba sus ejes

para sentirlos cantar.

 

Tal vez cerró sus puertas

de vergüenza de seguir solo,

ya muy viejo, de ver pasar tanta gente

que quedó en su recuerdo

una tapera vieja.

Rogelio Oscar Beliera (1991).


ANEXO DOCUMENTAL.

 

Las firmas del petitorio vecinal enviado a las autoridades ferroviarias en el año 1954 - Las firmas legibles de los petitorios enviados a las autoridades ferroviarias y al Ministerio de Transportes en los años 1954-1957, solicitando la creación de un Apeadero en el Kilómetro 48 - Publicación Diario El Hornero "Nace un pueblo Km 48" - Las primeras ventas de terrenos en el Km 48 - Propaganda anunciando venta de lotes en el Kilómetro 48.

 
    



                               


ABAD, Luis 

AGNOLA, Rosa C. de

ALFARO, Evaristo

ALFARO, Hipólito

ALFARO, Nemesia S. de

ALFARO, Valentina

ALFONZO, Alfredo

ALFONZO, María Isabel

ALONSO, César

ÁLVAREZ, Antonio

ARAÚZ, Emilce E.

ARGUELLO, Felipa Neri

AUBONE, Jorge

AUBONE, M. C., STEFFENS de

AUBONE, Oscar

BARREDO, Ernesto

BARRERA, Severo

BELIERA, Agustín

BELIERA, Amelia Beatriz ZANARDI de

BELIERA, Ezequiel Pablo

BELIERA, Ezequiel Salvador

BELIERA, Juan Carlos

BELIERA, Juan Humberto Ismael

BELIERA, Juan Pablo

BELIERA, Justo

BELIERA, María E. A. de

BELIERA, María NIETO de

BELIERA, Máxima B. de

BELIERA, Máxima BUSSIO de

BELIERA, Rogelio Mario Oscar

BIAGIONI, Antonio

BIESA. Isabel

BINI, Rosa

BIOGIONI, Agustín

BLANCHOUR, Julián

BLANDIMARTE, Enzo

BOICHUR, Nicolás

BONOMI, P.

BOYD, Diego

BRAVO, Antonio

BRUNETTI, G. B. de

BUDI, Pedro S.

BUNN, María Teresa 

BUNORVILL, Jacinto Angel

CABALLER, Vicente

CABANAGH, Eduardo

CAMINO, Luis

CÁMPORA, Angel

CÁMPORA, Juan

CÁMPORA, Pedro

CASELLA, Luis

CASTRO, Mario Alberto

CHALITA, José

CHANTACO, A. V.

CHIASELLA, Luis

CIESA, Sebastián

CIPPITELLI, Héctor

CIPPITELLI, Pío

CÓRDOBA, Ernesto

COSTABEL, Corina

CRIADO, Horacio

CUFRÉ, Ángela G. de

CUFRÉ, Francisco

DELFINO, Carlos R.

DEMARÍA, Esmeralda D.

DI LORENZO, María del Carmen de

DI LORENZO, Nicolás

DI PAOLA, Martha

DÍAZ, Antonio 

DÍAZ, Luis

DOMÍNGUEZ, Toribio

DUFAUR, Agapito

DUTTO, Octavio

ERBÍN, Pedro

ESPINOSA, Adela

FLINT, L.

FUDRUCH, Elías

GAMARRA, Julián V.

GARIBALDI, M. 

GIANA, Juan Carlos

GITTAR, Isabel C. de

GÓMEZ, Angel

GÓMEZ, Emiliano

GÓMEZ, Manuel

GÓMEZ, Mario

GÓMEZ, Miguel A.

GÓMEZ, Rosa de

GÓMEZ, Tomás

GONZÁLEZ, Ignacio

GONZÁLEZ, J. T. 

GONZÁLEZ, Juan Carlos

GONZÁLEZ, Pedro M.

GUERRINI, Juan

GUEVARA M.

HERNÁNDEZ, G.

HERNANDEZ, Juan 

HUBERT, Alberto R.

HUBERT, Domingo

HUBERT, Inés

HUGHES, Francisco

IGLESIAS, Héctor

IZAGUIRRE, Roberto M.

IZARRA, Juan

IZARRA, Raúl

JAREMYJZYN, Emilia

KEDDEY, Tod

KENT, Bernard B. 

KISS, Fanny 

KOSLAB, Andrés

LABAYRÚ, Aniceto

LABAYRÚ, Brígida NIETO de

LABAYRÚ, Vicente

LAGOMARSINO, Francisco

LAGOMARSINO, María P. LÓPEZ de

LASARTE, Rosendo

LEAL, Domingo

LEÓN, Benjamín

LEVÍN, C. C. de

LEVÍN, David

LITARDO, Alberto

LOCHER, Ana

LÓPEZ, Manuel

LUBO, Justo R.

LUBO, R.

LUGO, Eduarda C. de

LUGO, Leonor M.

LUSCIALDO, Américo

LUSCIALDO, Balbina S. de

LUSCIALDO, Marta

MANSILLA, Agustín

MANSILLA, Demetrio

MARANGUINA, Ernesto 

MARTÍN, Angel –

MARTÍN, Blanca Delia 

MARTÍN, Manuel

MARTÍNEZ, Carlos R. 

MELO, José

MELO, Sara N. de

MELO, Sara NIETO de

MENDEZ PAZ, Carlos E.

MIERZYNS, Antonio

MIGUEZ, Ana María SAVINO de

MIGUEZ, Héctor B.

MIGUEZ, José A.

MOLINARI, Jaime H. –

MONTE, Angel D.

MONTES de OCA, Gloria

MULAHALL, Alberto

MUSPLE, Juan

NARANJO, Antonio

NEME, Mercedes de

NIETO, Angela M.

NIETO, Pedro

OAKS, Nine

ORTALLO, Carlos M.

ORTALLO, Emilia S. de

OTAMENDI, Luis Jorge

PALACIOS, Santos

PASERINI, Juan E.

PEPE, C. Vicente

PEPER, Beryl B.

PÉREZ, Ana J. C. de

PÉREZ, S.

PICASSO, Adolfo Luis

PICASSO, Victorio

PIERMARINI, Ángel

PIERMARINI, Claudio

PIERMARINI, Esmeralda de

PIZARRO, José

PISARNO, José

PONCE, Pedro

PORTILLO, Celia M. OLIVIERI de

PUGLIESE, Armando

RABIER, Federico

RADOCHONSKI, Francisco

RADOCHONSKI, Juan 

RAMBLA, Dionisio

RAMBLA, M. de

RAUZZI, Ricardo

RAVICHONI, Matilde

RAVICHONI, Roberto

REYNOSO, Horacio

RIDLEY, A.

RILO, Adolfo José

RISSO, Miguel

RODRÍGUEZ, Dionisio

RODRÍGUEZ, Elena

RODRÍGUEZ, Luis

RONDINA, Edith

RONDINA, M. C. de

RONDINA, Miguel A.

RONDINA, Roberto

ROSELLÓ WARREN, Eduardo

ROSELLÓ WARREN, Yolanda

ROSELLO, María J. N. de

ROSSI, Víctor

RUSSO, Hilda H. de

RUSSO, Horacio José

RUSSO, José

RUSSO, Lorenzo

RUSSO, Miguel

SÁNCHEZ, Ángel

SÁNCHEZ, Luis

SÁNCHEZ, María de las Mercedes

SÁNCHEZ, Pedro Rafael

SANS, María Mercedes

SANS, Mauricio

SANS, Ricardo

SANZA, Luis

SAVINO, José

SAVINO, Nuncia

SCARANO, Nélida Z. de

SCARANO, Nicolás

SCARANO, Roberto J.

SCHENK, Juan Joaquín –

SERRA, Francisco 

SERRANO, Nicolás

SILMICKY, Elena

SOCHER, Ana

SOLARI, Emma de

SOLARI, OTAÑO Beatriz E.

SOLARI, Patricio 

STEFFENS SOLER, María ARRIOLA de

SUÁREZ, Balbina

SUÁREZ, Francisco

SUAREZ, Valerio 

SUQUELCH, Esteban

SUQUELCH, Estela

TOPA, Ricardo P.

TORRES, Pedro B.

TORRES, Perfecto

VACCAREZZA, Edelmiro

VALENTINO, Domingo

VERA, Fedora M.

VERA, Sebastián

VERÓN, Damián –

VILLARINO, M.

VILLAVICENCIO, Azucena

WYSS, Juan

ZALAZAR, Eugenia

ZALAZAR, Félix Baloy

ZALAZAR, María Antonia NIETO de

ZALAZAR, Ramón

ZAMORA, Martín

ZANARDI, Amelia V. de

ZANARDI, Luis M.

ZIMERMANN,Rodolfo 

                                                 
Bajo el rótulo "NACE UN PUEBLO KM. 48", el periódico "EL HORNERO" de Garín, en su impresión del 26 de noviembre de 1960, divulgó un informe suministrado por la ex comisión "PRO APEADERO KM. 48" en el cual se menciona la nómina de los colaboradores con la indicación del lugar de residencia y las sumas aportadas para la construcción de la Parada ferroviaria:

 

 

Sr. AUBONE Oscar, (Alta Vista), 1.500

Sr. ALLIOTO José, (Alta Vista), 1.000

Sr. BELIERA Justo, (Km. 48), 4.000

Compañía Alta Vista, (Alta Vista), 10.000

Sr. ABAD Nino Dionisio, (Km. 48), 100

Sr. BRANDIMARTE Enzo, (Alta Vista), 500

Srta. BENAIN Elena, (Alta Vista), 500

Sr. BERTRES A. CH, de (Alta Vista), 1.000

Sr. BACQUE Silvia de, (Alta Vista), 2.000

Sr. BONOMI Roberto, (Alta Vista), 1.000

Sr. BOYD Diego, (Maschwitz), 1.000

Sr. BRUNETTI Antonio, (Capital Federal), 7.000

Sr. CORDOBA Ernesto F., (Barrio Maribó), 500

Sr. LUCA Esteban, (Barrio Maribó), 500

Sr. CUNEO, (Alta Vista), 500

Sr. CABANAG Eduardo, (Los Eucaliptus), 1.500

Sr. CABALLER Vicente, (Capital Federal), 1.000

Sr. CALDUMBIDES Aníbal, (Alta Vista), 3.000

Sr. CEDEIRA Rodolfo, (Alta Vista), 5.000

Sr. CUEVAS Juan, (Barrio Maribó), 500

Sr. CIPPITELLI Pío, (General Pacheco), 20.000

Sr. CASELLA, (Escobar), 5.000

Sr. CIGLIUTTI Aníbal, (Garín), 10.000

Sr. DAMM Carlos, (Los Ñanduces), 2.000

Sr. MELO José de, (Capital Federal), 2.000

Sr. EISNER Hilda, (Alta Vista), 500

Sr. FARREL Tomás, (Alta Vista), 3.000

Sra. FINOCHETO Delia, Alta Vista, 3.000

Sr. FERNANDEZ Manue,l (Alta Vista), 1.000

Sr. LICHESTER Flint, (Ruta 26, Km. 3), 10.000

Sr. GRONDONA Jorge R., (Capital Federal), 10.000

Sr. GALLINO Orlando, (Km. 48), 500

Sr. GRAVIELLI Raimundo, (Km. 48), 2.000

Srs. GONZALEZ, WILKANDAF y CRIADO, (Alta Vista), 1.000

Sr. GUERRA Carmelo, (Maschwitz), 2.000

Sr. HABLAN Gustavo, (Alta Vista), 5.000

Sr. HELKE, Capitán, (Alta Vista), 1.000

Srta. HOLZMAN Fieda, (Alta Vista), 1.000

Sr. IGLESIAS Héctor, (Alta Vista), 2.000

Sr. JANNER Andrés, (Los Cachorros), 1.000

Sr. KOSLAB Andrés, (Alta Vista), 2.000

Sr. KOSYZCYQ Teodoro, (Alta Vista), 1.000

Sr. LEVIN David, (Km. 48), 3.000

Sr. LEANDE, (Alta Vista), 1.000

Los Tres Camaradas (criadero camino a Garín), 1.500

Sra. LABAT Emma, (Alta Vista), 5.000

Sr. LIBEDNSKY Jorge, (Alta Vista), 2.000

Sr. LOZA Desiderio D., (Maschwitz), 200

Sr. LAGOMARSINO Francisco, (Km,. 48), 500

Sr. MARTINEZ Carlos R., (La Loma), 4.000

Sr. MARTIN Manuel, (Capital Federal), 1.000

Sra. MELBERG Daysi, (Alta Vista), 2.000

Sr. MASTROAÑI Demetrio, (Alta Vista), 500

Sr. MOSCA Nino, (Alta Vista), 2.000

Sra. NIETO María S. M. de, (Km. 48), 25.000

Sr. OLIVIERI Carlos, (Capital Federal), 500

Dr. PAWLOSKI Alfredo, (La Inmaculada), 5.000

Dr. PICASSO Adolfo Luis, (Capital Federal), 10.000

Sr. PESTARINO Lorenzo, (Km. 48), 10.000

Sr. RUSSO Ernesto, (Km. 48), 500

Sr. FAUS ROCHA Miguel, (Alta Vista), 500

Sr. RILLO José, (Km. 48), 100

Sr. ROSSI Horacio, (Alta Vista), 1.000

Sr. ROBLA Alipio, (Alta Vista), 1.000

Sr. RONDINA Miguel, (Alta Vista), 2.000

Sr. SERRA Francisco, (Capital Federal), 10.000

Sr. SCHENK Juan J., (Los Cachorros), 1.000

Sr. SARDELLA Antonio, (Km. 48), 3.000

Sr. STEGER Adalberto C., (Alta Vista), 1.500

Sr. SAVINO José, (Los Cachorros), 500

Sra. STEFFENS SOLER María, (Alta Vista), 1.000

Sres. SCARINZI y SANZ, (Alta Vista), 1.000

Sr. SALSES Vicente, (Alta Vista), 12.000

Sr. TCHINNOCIAN Armen, (Maschwitz), 1.500

Sr. DUTTO Mario, 2.000

Sr. VILLAFAÑE Mario, (Lomas de Oro), 2.000

Sr. VELAZQUEZ Jorge, (Los Cachorros), 1.000

Sr. VASALLO Raúl, (Alta Vista), 500

Sr. VELICOGNA Hugo, (Los Eucaliptus), 1.000

Sr. ZANARDI Luis M.,(Km. 48), 3.500

 

 

OTRAS DONACIONES:

 

Sr. BELIERA Humberto, (Km. 48) - 24.000 m2 de terreno

Horno “Santa Brígida”, (Km. 48) - 8.000 ladrillos

Sr. BELLI Cándido, (Del Viso) - Flete de arena

Sr. CELLINI Mario, (Km. 48) - Fletes de arena y materiales

Sr. GIARDELLINI e hijos, (Del Viso) - Fletes varios

Sres. LALY y LOSLICIO, (Del Viso) - Fletes

Sra. PORTILLO de OLIVIERI Celia, (Olivos) - 11.000 m2 de terreno

Municipalidad de Escobar - Movimiento de tierra

Horno “El Ombú”, (Garín) - 2.000 ladrillos

Sr. RUSSO Horacio, (Km. 48) - Fletes

Sr. KOSLAB Andrés, (Alta Vista) - Trabajos varios

Sr. AUBONE Oscar, (Alta Vista) - Fotocopias

Sr. LABAYRU Vicente, (San Fernando) - Fletes de arena

Delegación Municipal Garín - Cooperación de personal

Sr. ABAD Gabino, (Km. 48) - Carteles propaganda


Este resumen entregado a la prensa correspondía a la primera rendición de cuentas presentada por la comisión vecinal encargada de la construcción de la Parada ferroviaria al momento de la habilitación provisoria del andén. Más luego se agregarían otras contribuciones para la finalización de la obra emprendida. Sabemos que este listado es incompleto, pues todos los habitantes del Kilómetro 48 de ese entonces, por más condición humilde que padeciera, presto de alguna forma su colaboración para este logro. Vemos en algunos duplicados de los recibos entregados a quienes cooperaban, cuyos talonarios nos facilitara el Sr. Pedro Nieto, otros tributos correspondientes a los años 1961-1965:

 

VENDEDOR: Sr. SUJOLUSKI Manuel.

 

COMPRADORES:

 

Sr. ZACHES Miguel 2

Sra. JELLINK I. S. de 2

Sr. MARTIN, Manuel 5

Sr. SCHMIDT Adán 1

Sra. ROSA Ercilia C. de 1

Sr. ARNAL Vicente E. 1

Sr. RUSSO Horacio José 1

Sra. SANTILLAN Berta Z. C. de 2

Sr. MACCHIAVERNA, José A. 3

Sres.WERNER y SOMMERHALDER 4

Sr. SANTINI Alberto 5

Srta. CASALIS María Josefa 5

Sr. BELIERA Juan Pablo 1

Sr. BELIERA Ezequiel Pablo 2

 

VENDEDOR: Sr. BELIERA Justo

 

 

COMPRADORES:


Sr. BRAVO Norberto 5

Sr. BRANDIMARTE Enzo 1

Sr. CABALLER Vicente 1

Sr. BELIERA Armando 2

Sr. ORTUZAR Serafín 2

Sres. FAYLLI Walter y HENTRICH G. 5

Sr. BUDI Juan y hno. 2

Sra. WAGNER Isabel A. 1

Sr. TESLUX Felipe 9

Sra. PENTREAT Isolina P. de 3

Sr. BARBICH Aníbal 1

Sr. CZBANCO Basilio 1

Sr. RADOVISKY Francisco 1

Sr. RADOVISKY Juan 1

Sr. ZIMMERMANN Rodolfo 1

Srta. JAREWYSZIN Emilia 1

Sr. ANDROCHO Elías 1

Sres. LABAYRU Edelmiro y Aniceto 4

Sres. CIFUENTES José y Vicente 1

Sres. HENTRICH F. y G. 1

Sr. GALVAN Cipriano 1

Sr. ESCOBAR Vicente 4

Sr. MISIURACH Miguel 3

Sr. GETLLA Jorge 3

Sr. DICK Alfredo D. 4

Sr. GATTO Domingo 1

Sr. BUDI Francisco 1

Sres. ZAMBELLI F. y ALTAMIRANO N. 4

Sr. FAURA ESCOBAR Vicente 1

Sr. SANTILLAN Rómulo 2

Sr. OSTALE Pedro 4

Sres. STANGE C. y C. 1

Sr. ANNELY Trivgve 2

Sr. BELTRAN Manuel 3

Sr. BUDI Juan 1

Sr. POZZO Juan J. 2

Sr. MIZDA Juan 1

Sra. OSTELE Dora S. de 1

Sr. OSTALE Ricardo P. 1

Sr. LABAYRU Vicente 1

Sr. LABAYRU Dionisio 1

Sr. PATERNO Antonio 3

Sr. LABAYRU Aniceto 2

Sr. CARBALLEDA C. Cruz 1

Sr. CARMEN J. V. del 1

Sr. STANGER Carlos A. 2

Srta. ANASENE Isabel 1

Sres. GATO D. y Cia. 7

Sr. SCHULLER Arnald 1

 

VENDEDOR: COMPAÑIA INMOBILIARIA “ALTA VISTA”


COMPRADORES:


Sr. LAGOMARSINO 1

Sr. UDRI 1

Sr. DALL’ORTO 1

Sr. GALLINO 1

Sr. MONTES A. 1

Sr. DEMARIA 1

Sr. RIDLY 1

Sr. DUTTO M. 1

Sr. ALMALEK 1

Sr. GUERRA Carmelo 1

Sr. RUSSO 1

Sr. ROSELLO 1

Sr. AUBONE 1

Sr. CHIGA 1

Sr. TAMARARIO 1

Sr. JOHANSEN 1

Sr. RECCE 1

Sr. SALCHIN 1

Sr. WESTEY 1

Sr. HEDI 1

Sr. BEAK 1

Sr. MONLA 1

Sr. MOORE 1

Sr. BOSSI 1

Sr. DEERSI 1

Sra. BENANSI E. de 1

Sr. IGLESIAS 1

Sres. INSUA, SCARINCI y RJAN 1

Sr. ELKE 1

Sr. SERRALUNGA 1

Sr. RUIZ PALMA 1

Sr. VANONE 1

Sr. ROSCONI 1

Sr. CAMPANO 1

Sr. FERNANDEZ 1

Sr. CEDEIRA 1

Sr. SALAS 1

Sr. PEPER B. 1

Sr. KENT B. 1

Sr. RODA 1

Sr. RONDINA 1

Sr. SEMARTINO 1

Dr. GUILLOT 1

Sr. COOCK 1

Sr. HEICHAN 1

Sr. BERTOLOTTI 1

Sr. FARREL T. 1

Sr. SMITH W. 1

Sr. LING S. D. 1

Sr. GILL P. 1

Sr. MELBERG 1             

Dr. ROSSI 1

Sr. STEELE W. 1    

               




                                                              



 

BIBLIOGRAFIA Y DOCUMENTACION CONSULTADA.

 

-Archivo General de la Nación. Registros escribanos. 

-Biblioteca Nacional, Ferrocarriles Argentinos, Algunos datos históricos e ilustrativos, 1863-1930, pieza 121.412.

-Biblioteca Nacional, Ferrocarriles Argentinos en explotación, Estadística años 1896-1930,  pieza 13.843.

-Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, Escrituras públicas.

-Comisión de Historia de El Talar "Archivo Andrés Ficara".

-Durañona Alberto H., Indice General de Leyes, Decretos y Resoluciones de la Provincia de  Buenos Aires, Años 1810-1920, La Plata, 1922.

-Ferrocarriles Argentinos, F.G. Mitre, Antecedentes Habilitación Parada Maquinista Savio, Gestiones ex Comisión Km. 48, (1940-1981), Expediente Nº T.F. 232.3/17.1/14.

-Ferrocarriles Argentinos, Archivo Línea Mitre, División Catastro.

-Ferrocarriles Argentinos, Biblioteca, Documentos públicos.

-Ferrocarriles Argentinos, Línea Mitre, Boletines de Servicio agosto-septiembre 1968.

-Ferrocarriles Argentinos, Manual de Estaciones, Ex 003, Buenos Aires, 1980.

-Instituto Geográfico Militar de Buenos Aires, Cartografía.

-Libros de Actas de la ex Comisión Vecinal "Pro Construcción Apeadero Km. 48", 1959-1965.

-Ministerio de Infraestructura --Departamento de Investigación Histórica y Cartográfica -  Dirección de Geodesia. La Plata. Buenos Aires.

-Municipio Bonaerense de Escobar, Div. Catastro, Dpto. Agrimensura, planos y referencias.

-Municipio Bonaerense de Escobar, Expediente Nº 4034-02681/88.

-Municipio Bonaerense de Escobar, Ordenanzas y Decretos.

-Museo Nacional y Centro de Estudios Históricos Ferroviarios, apuntes diversos.

-Periodicos "El Hornero" de Garín, Buenos Aires, 1958-1964.

-Provincia de Buenos Aires, Leyes y Decretos promulgados desde 1810 a 1876, Recopilado  por Prado y Rojas, Imprenta El Mercurio, 1978.

-Scalabrini Ortiz Raúl, Historia de los Ferrocarriles y tranvías, 1902.

-Shlatter Eduardo, Leyes, Ferrocarriles y Tranvías, 1902.

-Testimonios pobladores.

-Udaondo Enrique, Significado de la Nomenclatura de las Estaciones Ferroviarias de la  República Argentina, M.O.P., Talleres Gráficos, 1942.

 

 

La Historia de la localidad de Maquinista Savio (Partido del Pilar) y el Maquinista Francisco Savio  y la 191, fue registra el 7 de mayo de 1984 bajo los recaudos que prevé la Ley Nº 11.723, ante la Dirección Nacional del Derecho de Autor, quedando inscripta en dicho ente con el Nº 337.112/84. Obra ampliada y registrada con el título Maquinista Francisco Savio el 29 de octubre de 1987 con el Nº 83670/87.  

 

Publicada por el diario LA CRITICA, periódico semanal de Maquinista Savio, BA, en el Nº 9 del jueves 15 de mayo de 1986 y siguientes. 

 

En el mes de febrero de 1991 fue presentada en las Jornadas de Historia de 3 de Febrero, BA, proyectándose el film "La 191", cedido por la Sección Fotografía de Ferrocarriles Argentinos y cuya copia se hallaba en el Archivo General de la Nación.

 

En el año 2002, la versión actual de http://franciscosavio.blogspot.com.ar/ fue publicada  en la  página: http://presidentederqui.com.ar hoy fuera de servicio, copiada y reproducida por varios sitios, entre ellos: http://www.taringa.net/  ; http://www.profesionalesyempresarios.com/ y otros, cuya fuente no citan.

 




























No hay comentarios:

Publicar un comentario